Sunday, July 8, 2018

Tensión en el nuevo La Ramada y arremetida municipal en el Plan



Dos mercados que están en proceso de reordenamiento estuvieron tensionados ayer. El primero, el nuevo La Ramada, de la avenida Moscú y séptimo anillo, donde la familia de Felipe Tejerina, que reclama el pago del municipio por casi una hectárea expropiada, fue desalojada de la acera que ocupaba hace tres meses, los autores fueron los comerciantes del dirigente Róger Labardens, que iniciaron una vigilia para no permitir que la calle recuperada nuevamente sea obstruida con tierra y escombros.

El segundo caso fue la sorpresiva arremetida de los gendarmes y funcionarios municipales en los alrededores de la rotonda del Plan Tres Mil, donde en los amagos de violencia con los vendedores ambulantes, un gendarme fue apedreado. Esta intervención se hizo a raíz de las denuncias de los comerciantes ahora establecidos en el mercado modelo de los cañaverales de San Aurelio.

Plan Tres Mil

Para dar cumplimiento a lo estipulado en la ley 876, el secretario de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía, Erland Camacho, indicó que se confiscaron los productos que eran comercializados en las aceras, incluso en las calzadas que recién han sido pavimentadas, pues en la zona deben desaparecer los vendedores.

“En una rápida intervención por la zona estratégica donde pese a las agresiones con piedras de parte de los ambulantes se hizo el decomiso de lo que vendían. Tenemos videos que respaldan la demanda contra los comerciantes agresores, por ello hemos presentado la denuncia contra dos de ellos”, refirió Camacho.

Para seguir haciendo operativos Camacho pidió la colaboración de la Policía, para poner orden en los espacios públicos.
“También pedimos la colaboración de los vecinos y de los clientes que no fomenten el comercio callejero”, agregó.

Los operativos serán constantes en los mercados que están siendo reordenados como Los Pozos, La Ramada, Abasto y la rotonda del Plan Tres Mil, donde ayer por la tarde, luego de la refriega de la mañana, los ambulantes sacaron de nuevo sus productos a las aceras y camellones.

Nuevo La Ramada

En el nuevo mercado La Ramada hay tensión porque un grupo de vendedoras de la Federación Departamental de Trabajadores de Comercio
Minorista, al verse perjudicadas porque a su sector se ingresa por una calle que hace tres meses fue tomada por la familia Tejerina, propietaria de 7.800 metros cuadrados del terreno, la despejaron a la fuerza el jueves por la mañana, instalando una vigilia, la cual proseguirá todo el fin de semana, así adelantó el dirigente del sector, Róger Labardens, que aseguró que tiene 1.468 asociados.

A su turno, Mercedes Tejerina, hija de Felipe Tejerina, que espera llegar pronto a un acuerdo por el resarcimiento de parte de la Alcaldía, dijo que fueron agredidos por los gremiales, por ello han pedido que hagan una auditoría del reparto de puestos a Labardens.

Asimismo, la directora del mercado, Sonia Rueda, indicó que en menos de tres meses el centro comercial ha levantado, pues hay bastante movimiento económico y espera que siga creciendo.

Para conocer

Legalidad
Para el desalojo de comerciantes ambulantes de la rotonda del Plan Tres Mil, la comuna aprobó la ley 876.

Herido
Un gendarme quedó herido al recibir dos pedradas en un brazo y se identificó a dos ambulantes, que fueron denunciados ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.

Nuevo La Ramada
Se aviva la tensión entre un sector de gremiales y la familia Tejerina que reclama el pago de expropiación de una parte del terreno del mercado.

Sindicado
Los Tejerina acusan a Róger Labardens de ordenar que los ataquen con violencia para desalojarlos de la vereda que habían tomado hace tres meses.

Estacionamiento
Los comerciantes de Jaime Flores, asentados en el garaje del nuevo mercado, abrirán sus puestos el lunes.

Gremiales exigen a la comuna que combata el comercio ilegal en aceras

Para los comerciantes que fueron sacados de las calles de los grandes mercados no convencen los operativos que ha comenzado a llevar adelante la Alcaldía para no permitir que las áreas públicas recuperadas sean ocupadas por un ejército de vendedores ambulantes, los cuales han dado señales de que no están dispuestos a ser desalojados porque han atacado violentamente a los gendarmes y funcionarios municipales.

Los antiguos ambulantes, ahora acomodados en los mercados modelo del Plan Tres Mil, La Ramada, Abasto y Los Pozos, están nerviosos y por ello han anunciado una serie de marchas de protestas a partir de mañana, y tampoco descartan asumir medidas más radicales, como el bloqueo de avenidas si la comuna no endurece los controles.

Sin embargo, desde el municipio los operativos de desalojo y decomiso de productos se iniciaron el jueves con el control en el mercado Abasto, luego fueron a la rotonda del Plan Tres Mil, donde los gendarmes fueron recibidos con una lluvia de piedras de parte de los ambulantes.

Ayer por la mañana hubo otra rápida intervención en Los Pozos, entre las calles 6 de Agosto y Campero, la cual no fue contundente porque a las pocas horas los vendedores nuevamente estaban en las aceras. El director de Espacio Público, Orlando Otero, refirió que los controles seguirán para dar cumplimiento a las leyes municipales que prohíben la ocupación de las veredas.

La Ramada
Róger Labardens, dirigente de la Federación Departamental de Trabajadores de Comercio Minorista, anunció que sus afiliados, que son 1.468, mañana saldrán en marcha desde el nuevo mercado situado por la avenida Moscú y séptimo anillo, hasta el antiguo La Ramada para proceder a desalojar a los vendedores que no quieren salir de las veredas.

“Esta manifestación la haremos al ver la dejadez del municipio por no intensificar los controles. Luego nos iremos en marcha hasta el edificio central de la Alcaldía para dejar un memorial al alcalde Percy Fernández, para que de una vez arregle y compense el terreno de la familia Tejerina, cuya protesta no nos deja vender en paz”, acotó Labardens.

Los Pozos
El dirigente de los comerciantes que fueron trasladados hasta el mercado de la avenida Alemania, casi octavo anillo, Rodolfo Ochoa, manifestó que mañana también saldrán a protestar, pues pese a que tienen pérdidas aceptan el reordenamiento, a la vez que criticó la actitud pasiva de los funcionarios que no cuidan bien los espacios públicos recuperados.

“Los ambulantes deben ser encarcelados por no cumplir las leyes municipales que prohíben asentarse en los espacios públicos, lamentamos que el control baje en fin de semana, lo que es aprovechado por estos vendedores”, indicó Ochoa, que pide mayor publicidad de parte de la comuna para los nuevos mercados.

“También nos deben mandar más transporte público a la avenida Alemania y prohibir que pasen tantos micros por Los Pozos, pues nos hacen competencia desleal”, añadió el dirigente.

Plan Tres Mil
Donde al parecer la pulseada la tienen ganada los ambulantes es en la rotonda del Plan Tres Mil, pues los vendedores no se amilanan pese a los controles que ha prometido la comuna. Desde muy temprano los ambulantes ocupan las veredas y las calzadas para ofrecer desde verduras y frutas, hasta todo tipo de carnes y abarrotes.

“El Plan Tres Mil parece tierra de nadie porque los gendarmes son correteados a punta de piedras, eso no es posible. Es por ello que daremos plazo esta semana a la comuna para que los saque, de no hacerlo todos los mercados reordenados nos uniremos y bloquearemos la ciudad por el cuarto anillo”, adelantó Enrique Gonzalo, dirigente del mercado modelo del Plan Tres Mil.

Tuesday, May 1, 2018

Villa Tunari Comerciantes demandan legalización de puestos

Más de 450 comerciantes de la calle 10 de Villa Tunari marcharon en protesta contra el municipio, al mismo tiempo exigieron la consolidación de sus puestos de venta en esta zona de la segunda sección, según el representante gremialista, Pedro Zanga.

De acuerdo con el dirigente de este sector de la urbe alteña que se encuentra en el Distrito 4, el pedido se estaría retomando luego de varios meses de haber intentado quedarse en la calle 10 de esta zona, donde son dos organizaciones como las Federaciones de Tupac Katari y Bartolina Sisa, serían los principales opositores a este asentamiento de los comerciantes en la calle 10 de esta zona.

CONFLICTO DE SECTORES

"Lo que nosotros queremos aclarar es que no estamos peleando por entrar al mercado campesino, tal como se está queriendo hacer ver, porque ese sector es de los productores de las 20 provincias que hacen llegar sus productos directamente del productor al consumidor, lo que estamos exigiendo es que tengamos nuestros puesto fijos en la calle 10, de donde estas dos federaciones intentan hacernos desalojar", explicó el dirigente Zanga.

La molestia de los más de 450 comerciantes de la calle 10, es que estas dos organizaciones estarían pidiendo ante el municipio que sean desalojados, por lo que la medida de protesta en contra de esta posible decisión, para lo cual la marcha de las comerciantes llegó hasta el Centro de Convenciones de la zona de Santiago I, donde se encuentra la Alcaldía central.

DOS DÍAS POR SEMANA

Según el dirigente, esta feria de los 450 comerciantes se realiza dos veces a la semana como son los días martes y viernes, además de acuerdo a las afectadas exigen el derecho al trabajo, debido a que muchas familias dependen de esta forma de vida que llevan las diferentes comerciantes que tienen su venta dos veces a la semana en la calle 10 de la segunda sección de Villa Tunari.

"En el momento supuestamente nos han invitado para que ingresemos a ocupar algunos puestos dentro el mercado campesino, pero hasta el momento nunca llegó una invitación escrita con este fin, pero aunque así fuera nosotros no estamos de acuerdo con ingresar al interior de dicha infraestructura, no porque no queremos, sino son muchas las condiciones que tenemos que cumplir y no estamos de acuerdo", afirmó el dirigente Zanga.

A decir del dirigente uno de los principales motivos por el cual no están de acuerdo en ingresar a dichos ambientes, es que serán muchos los requisitos que habrá que cumplir, con los que no están de acuerdo, como el aval que exigen que deberá ser autorizado por el secretario general de la comunidad, luego del ejecutivo provincial, y como su fuera poco el departamental, de las dos instituciones que se agrupan dentro del mercado campesino.

OTRAS MEDIDAS

Al margen de recurrir a otras instancias como el Defensor del Pueblo, Ministerio de Justicia y Transparencia o Derechos Humanos, y en caso de no prosperar sus pedidos, los más de 450 comerciantes de este sector de la zona de Villa Tunari anunciaron que existe la posibilidad de declararse en huelga de hambre y otras medidas más radicales.

Para el efecto anunciaron que durante esta semana estarán a la espera de una solución por parte de las autoridades del municipio y en caso de continuar con esta posición, especialmente de las dos federaciones, se lograrán convocar a la organización de los gremiales de la ciudad de El Alto, como medida de apoyo.

Wednesday, April 25, 2018

Plan 3.000 de Santa Cruz Informales resisten control y ocupan aceras

Los vendedores informales del Plan Tres Mil desafían al Gobierno Municipal y a pocos metros del control de los guardias municipales han ocupado una de las aceras de la avenida El Mechero para comercializar sus productos.

El asentamiento de los informales está a solo dos cuadras del obelisco del Plan y, a partir de ahí, los comerciantes decidieron colocar sus mercaderías a escasos metros de los caballetes de plástico que colocó la comuna para prohibir la ocupación de las aceras. Si bien los guardias municipales custodian desde ese lugar hacia la rotonda del Plan, en la jornada de ayer se observó a comerciantes que estacionaron sus camionetas en las esquinas de las calles y otros colocaron bolsas con frutas, verduras, ropa, zapatos y carteras a la espera de compradores.

La publicación de El Deber muestra que la avenida principal y las aceras están expeditas de comerciantes ambulantes, pero donde se observa asentamiento de gremiales es en la zona de la plaza 18 de Marzo, es decir, a tres cuadras de la rotonda del Plan. Ahí también se instalaron vendedoras de asaditos, de empanadas, de refrescos y de zapatos usados.

El control municipal en la avenida La Campana llega a tres cuadras de la rotonda y, a partir de ahí, los vendedores informales se dieron modos para instalar sus puestos de venta en los espacios públicos durante el fin de semana. En horas de la mañana, se observó que esos predios fueron divididos para la ocupación de gremiales durante el fin de semana.

MERCADO LAS ORQUÍDEAS

La ocupación de los espacios públicos por parte de los vendedores informales molesta a los comerciantes, que, desde hace seis meses, decidieron instalarse en el mercado Las Orquídeas.

En ese pequeño mercado se observan casetas de madera instaladas, pero la mayoría lucen vacías y están a la intemperie; hay pocos vendedores de diferentes sectores que abren las tiendas todos los días y reclaman atención de las autoridades municipales para que no solo les construya un tinglado para protegerse del sol y la lluvia, sino también para que les brinde seguridad, pues temen el robo de sus mercaderías.

Monday, April 9, 2018

Recién se abrió en el barrio Petrolero y Mercamax piensa en su segundo ‘super’



No pierden el tiempo. En Mercamax las cosas se hacen rápido. La firma abrió su primer supermercado hace un par de semanas y ya piensa en el segundo. “De aquí a un año vamos a tener sorpresas”, avisa su gerente, Brian Mariscal Romay. Mientras tanto, a disfrutar del primero.

Mercamax está situado en la calle Panamá esquina René Barrientos, en el barrio Petrolero. Es fácil encontrarlo: se halla en la primera y segunda planta del edificio Mariscal. Se trata de un supermercado que tiene dos plantas, conectadas con escaleras y ascensores.

“Todo está perfectamente diseñado, no hay nada improvisado. Somos, creo, de los pocos supermercados que cumplen con todas las exigencias y requisitos de seguridad que exigen las diferentes entidades que fiscalizan este tipo de negocios”, describe Mariscal a CAPITALES.

Se refiere a las condiciones medioambientales, de sanidad y seguridad, entre otras. “Tenemos sensores de humo, un plan de evacuación en caso de cualquier inconveniente… No hemos dejado nada suelto pese que a que (la infraestructura) no ha sido diseñada para este negocio”, agrega.

El origen

La idea nació hace apenas un año. Y casi todo se hizo rápido: los estudios de mercado, el proyecto y la adecuación del lugar. Tener listo el supermercado tardó solo seis meses.

“Existe la necesidad latente de tener nuevos centros de abasto para obtener los productos de manera rápida y limpia en distintas zonas y barrios de la ciudad”, diagnostica Mariscal.

Eligieron el barrio Petrolero, precisamente, porque las necesidades del sector no estaban satisfechas. “Tenemos competencia alrededor pero que no ha podido, lastimosamente, cubrir en su totalidad las necesidades del mercado actual, que es cada vez más selectivo”, explica.

Mercamax es una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) que tiene como mayor accionista a la familia Mariscal, propietaria de otros negocios: los edificios Mariscal, Montecarlo, el gimnasio Megatlon y Ruedamax, que comercializa neumáticos.

“Tratamos de diversificar y cubrir los puntos flacos de la ciudad para promover el crecimiento general”, enfatiza Brian Mariscal.

Esta familia es de Potosí pero radica en Sucre desde hace 17 años. “Ya estamos ‘chuquisaqueñizados’. Le debemos mucho, amamos la ciudad y tratamos de corresponderle de la mejor manera”, dice el joven empresario.

Respecto a la competencia

Mercamax ofrece casi todo lo que uno espera encontrar en un supermercado, con “precios interesantes y económicos” respecto a la competencia, según Mariscal. La firma trabaja actualmente para que la totalidad de sus proveedores sean “los primeros en la escala de distribución”.

El supermercado abrió el 16 de marzo y ya conquistó a su clientela. “Hemos tenido una buena aceptación; hemos tenido buenos comentarios como malos. De eso aprende uno para cubrir las falencias. Estamos orgullosos”, afirma Mariscal.

También anuncia que próximamente sacarán promociones con diferentes tipos de artículos. La idea, dice, es estar a la par no solo de los supermercados del país, sino de Latinoamérica.

El segundo supermercado

Aunque están abocados al perfeccionamiento de su primera empresa de supermercados en Sucre, los Mariscal ya piensan en la segunda.

“Vamos a estar en una interesante zona de la ciudad, para darles una nueva opción a las personas”, adelanta Brian a CAPITALES.

Sabe que las necesidades de los habitantes de la ciudad crecen día a día. “La intención es descentralizar los focos de abasto popular, como el Campesino o el mercado Central, y dar más opciones a la población”, finaliza.

Los números de Mercamax

500 mil dólares, financiados por diferentes entidades bancarias, es la inversión realizada en Mercamax, una SRL que tiene como mayor accionista a la familia Mariscal.
16 trabajadores emplea, por el momento, el nuevo supermercado, sin contar los que trabajarán los fines de semana y feriados. También tiene personal de seguridad.
9.000 artículos, que incluyen productos de primera necesidad y otros, están en exposición en el ‘super’ Mercamax actualmente en el barrio Petrolero.
587 metros cuadrados de extensión, dos plantas, escaleras y ascensor tiene el supermercado en la esquina de las calles Panamá esquina René Barrientos.
7:00 es el horario de apertura de las puertas de Mercamax en el barrio Petrolero para el público capitalino, todos los días de la semana. Cierra a las 22:00.
1 año es el plazo que se dio la familia Mariscal para abrir un nuevo supermercado, y así ampliar su radio de acción, en otra zona de la ciudad, según comentó Brian a CAPITALES.