Tuesday, March 28, 2017

Sucre Reconstruyen la Sección Abarrotes del Mercado

En la perspectiva de ampliar la cantidad de puestos de venta en el Mercado Central y dar comodidad a vendedores y compradores, la Alcaldía procedió a remodelar la Sección Abarrotes.

“Se van a construir 16 nuevas casetas, ellas son 18 vendedoras, pero se van a construir otras dos casetas a un extremo, en el sector de las harinas”, explicó la administradora del Mercado Central, Willma Chavarría.

Con la reestructuración del sector Abarrotes, se habilitarán nuevas casetas hacia la playa de estacionamiento del mercado, además en uno de los extremos se pretende montar un frigorífico para el uso de los vendedores de carne.

Para dar paso a las obras, los vendedores de Abarrotes –en coordinación con la Administración– desalojaron sus casetas e instalaron sus puestos de manera provisional unos metros más adelante.

“Lo que queremos es mejorar y como en toda mejora, uno se incomoda, es así que las señoras están más adelante con un poco de mercadería para llevar el pan de cada día”, agregó la autoridad.

Sunday, March 26, 2017

Sobreviviendo en el Barrio Chino



Desde el 700 hasta el 800 de la calle Sebastián Segurola proliferan los “Albertos”. No es que pertenezcan al linaje de alguna verraca personalidad ni que hayan heredado el nombre de algún protagonista de moda, como sucede con los “Marco Antonios”, por ejemplo, aquel recordado personaje romano al que dio vida el galés Richard Burton en la película Cleopatra (1963). Es así como se les llama a los “vendecositas”, esos comerciantes-rescatistas en aquel pequeño-gran mercado a cielo abierto donde sus moradores sobreviven con la venta diaria de su depreciada mercadería. El nombre de esta gran feria es Barrio Chino, donde se puede encontrar desde un clavo oxidado hasta un celular de última tecnología. Allí se cuecen las historias más increíbles de supervivencia en tan solo una cuadra de marginada amplitud.

Pablo y Jaime se encuentran en él portando un par de libros de la pasada gestión colegial. Y en cuanto los muestran a los interesados, son “asaltados” por estos “vendecositas” que acuden zarandeados a ver de qué trata la oferta. Los dos amigos regatean un precio y luego se marchan felices tras haber consumado la transacción. “Esta mercadería tarda en salir, pero son libros de colegio, siempre hay algún interesado”, explica el gratificado negociante.

También llamado Thanta Katu, que viene del aymara y significa algo así como “mercado de lo viejo”, esta feria de lo usado tiene su origen a unas cuadras de allí, según una investigación de alumnos de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Católica Boliviana (UCB), en las inmediaciones de la Basílica de San Francisco durante la década de los 40 del siglo pasado. “Esta organización fue fundada por los beneméritos de la patria tras la Guerra del Chaco, quienes vendían su ropa y artículos para obtener algo de dinero y pagar sus pasajes para poder retornar a sus lugares de origen”, afirma Martín Calcineras, fiscal general de la Cooperativa en ropa “Sebastián Segurola”, también llamados los “ovejeros”.

Hace más o menos 50 años que se instaló en esta calle del barrio de Chijini zona Max Paredes, y aunque también ganó sede en la Isaac Tamayo con la denominación de “Consulado japonés” en los años 80, donde los vendedores se citaban desde la madrugada hasta que el tráfico de vehículos los invitaba a desalojar la vía, finalmente la feria terminó posesionada en la Sebastián Segurola.

Don Leonardo “‘Favio’, pues canto todos sus temas”, es uno de los habituales del lugar en su puesto de medio metro donde hay tres destornilladores, un par de zapatos de niña, una chalina, un par de lentes de aumento y una cámara de llanta de bicicleta. Él está allí desde las nueve de la mañana y permanece sentado en su puesto hasta el mediodía, “cuando ya hice algo para mi ‘rancho’ (comida)”. Se retira porque prefiere evitar conflictos con los agremiados que empiezan a caer después de la hora del almuerzo. “Aquí hay tres sindicatos; los ‘ovejeros’, los gremiales y los de venta de celulares”, dice. Su hermano empezó con el oficio y lo instó a mantenerse en actividad con la venta de artículos usados.

“Vengo a vender mis cosas, para qué voy a dejar, mis hijos tal vez se olviden o los tiren, así que prefiero sobrevivir con esto”, cuenta este señor de alrededor de 70 años que ya lleva 20 en el “negocio”. También explica que mucha de la mercadería que oferta pertenecía a sus propios familiares, “estos zapatos por ejemplo eran de mi nietita. Pero como ya no le hacen y en vez de que sus papás los tiren los ofrezco a la gente”, dice sobre ese par de zapatitos de charol que sugiere en Bs 20, pero tras pronunciar la frase y la duda del interesado baja a 15.

Un comerciante ofrece relojes de las más variadas marcas.

El Barrio Chino se encuentra aprisionado entre dos calles de intensa actividad comercial; hacia el norte desafiado por las chifleras —señoras que venden fetos de llama preparados para consagrar mesas de ofrendas— y venta de ropa y accesorios deportivos, y por el sur con la exposición de artefactos electrónicos, hojas de coca y tiendas de abarrotes. Y en sus aproximadamente 100 metros de extensión se ubican lustrabotas, zapateros, “comideras”, “cafeteras”, baños públicos, técnicos electrónicos, “videoapis” (salones de exhibición de películas HD), vendedores ambulantes y los siempre habitantes tradicionales de la zona norte conocidos como aparapitas (cargadores), en un verdadero hormigueo de gente que va, viene, pregunta, responde, compra y vende.

Según don Leonardo, varios de estos puestos se encuentran en manos de familias enteras “como muchas de las ferias de La Paz, se turnan entre padres, madres e hijos”. Y también están de aquellos que rompen un paisaje condicionado por la marginalidad: la de visitantes furtivos provenientes de otras latitudes. “Vienen muchos ‘gringos’; no sé quién hizo correr la voz pero empezaron a aparecer hace algunos años para vender sus pertenencias, como mochilas, bolsas de dormir, chamarras; alguna vez hablé con alguno de ellos y me dijo que para qué los iba a llevar a su país de vuelta, que por eso los vendían”, cuenta el fanático del melódico argentino autor de canciones como Muchacha de abril o Ella ya me olvidó.

Feria. En el Barrio Chino existen “videoapis” donde se exhiben películas por Bs 2.

Son cerca de 4.000 gremiales, cuenta otra dirigente de nombre Nieves. Ella explica que por el lugar de hasta dos metros realizan un pago anual a la Alcaldía de Bs 100. Cerca de su puesto al lado de una barraca, circula un trío tambaleante de rostros con la mirada perdida y cicatrices en sus mejillas. Nieves acepta que hay muchos delincuentes que atraviesan aquella arteria, ya sea ofreciendo mercadería robada o tratando de delinquir al más puro estilo del “descuidista” (ladrón que aprovecha el descuido de su víctima). “Por eso vienen los policías, también los gendarmes. Nosotros somos comerciantes y no sabemos el origen de lo que nos venden; pero para que la ciudadanía no corra peligro se han instalado dos cámaras de seguridad”, dice doña Nieves, quien “abre” de lunes a domingo y cuenta que alguna vez los vecinos pidieron el cambio de barrio de la feria. “Hace unos 20 años teníamos que irnos a la exestación (de ferrocarriles), pero como somos tantos no pudieron reubicarnos”.

Un oficial que no quiso ser identificado admitió que la zona es declarada como “roja” debido a la presencia de malvivientes. “Por las noches es donde más rondamos pues sabemos de la presencia de alcohólicos y delincuentes; en esta zona venden cosas y objetos robados y aunque la iluminación ha mejorado, sigue siendo una calle peligrosa”. Doña Nieves lo contradice. “Nosotros cuidamos de que no pase eso; no toda la gente tiene recursos y a veces vienen de noche padres con sus hijas a comprar celulares, por ejemplo”.

Los “videoapis” ofrecen funciones continuas de películas de estreno a Bs 2; los platos de comida tienen un costo de Bs 4, “aunque yo no les garantizo”, dice don Leonardo, y se puede encontrar mercadería desde Bs 2 hasta Bs 500, en el caso de los electrodomésticos. “Hay de todo, lo único que pedimos es que no piensen que todos los que estamos aquí somos ladrones. Muchos apenas ganamos para la comida”, justifica don Leonardo, quien al ver que ha llegado el mediodía guarda su mercancía en una mochila de cuero y cuenta las monedas que obtuvo por un destornillador que lo acompañó por más de 15 años.

Wednesday, March 22, 2017

INAUGURAN NUEVA TIENDA NANO HOGAR EN SUPERMALL

Nano Hogar ya se encuentra en Supermall, de la avenida Blanco Galindo. La nueva tienda está en el tercer piso, cerca de la Plaza de Comidas. Familiares y amigos compartieron durante la inauguración de este nuevo espacio, en el que se podrá encontrar diferentes artículos para el hogar.

Sunday, March 19, 2017

Potosi El Supermercado del Sur regala en 7mo aniversario

Ayer se celebró el séptimo aniversario de la empresa Supermercado del Sur Ltda. y lo hizo con una oferta distinta de regalos y los descuentos en casi todos los productos que vende.

Osmar Padilla, encargado de marketing de la empresa, informó que todo el mes de marzo se hacen los regalos y los descuentos, especialmente los de promoción de horas en distintos días.

Dijo que por el aniversario, ayer sábado se hizo regalos en tres horarios específicos, por la mañana de 12:00 a 13:00, en la tarde de 16:00 a 17:00 y otro por la noche.

Los regalos consistían que en clientes con grandes sumas en la compra se llevaba canastones con muchos productos que expende la empresa, pero también pequeños presentes para los que adquirían con menor suma.

Por el Día del Padre también se ofrecen diferentes regalos como los juegos de copas, cerveceros gigantes, relojes y otros que agradan a los papás que acuden al supermercado que se encuentra en la calle Millares, esquina Periodista.

Por la campaña de descuentos que ofreció la empresa, muchos clientes, acompañados de sus familias y amigos, acudieron a comprar diferentes productos y los que lograron el regalo felicitaron el aniversario.

Saturday, March 11, 2017

VIDEO Un incendio de magnitud en Santa Cruz acaba con mercadería de varias tiendas

Un incendio de magnitud acabó con la mercadería de varias tiendas de un edificio cerca al mercado de La Ramada, en la ciudad de Santa Cruz. El siniestro fue reportado a las 05.00 y pasadas las 08.00 fue controlado dejando daños económicos de consideración, mientras que está en curso la investigación para determinar las causas del hecho.

No se reportaron daños humanos. “Es un edificio de tres plantas. Se ha consumido en su totalidad toda la mercadería que había en el interior, principalmente de línea blanca como televisores y heladeras. Lastimosamente ha colapsado el techo”, informó José Luis Murillo, comandante de la Unidad de Bomberos.

Las investigaciones para determinar las causas están en curso, aunque se anticipó que podría deberse a un corto circuito. Deymar Bautista informó que los daños económicos llegan a $us 50, en tanto que Mariela Arismendy aseguró, visiblemente afectada, que perdió más de $us 15 mil en mercadería.

El edificio se encuentra ubicado en la avenida Grigotá, a una cuadra y media del Primer Anillo.

Reubicarán La Ramada y Los Pozos máximo en siete meses


Lo que ayer por la mañana amenazaba con ser una ola de protestas de gremialistas en contra del Concejo Municipal de Santa Cruz —con marchas y cercos al legislativo y con la quema de muñecos alusivos al concejal Jesús Cahuana— después del mediodía se convirtió en acuerdos, aplausos y hurras para Angélica Sosa, presidenta del Concejo, luego de que ella descartó la idea de Cahuana de trasladar a los gremiales de Los Pozos al nuevo mercado La Ramada del distrito 10 y garantizó la reubicación de Los Pozos y La Ramada, en simultáneo, máximo hasta octubre. Los primeros, al distrito 5 y los segundos, al 10.


Sosa, que acababa de llegar de un viaje al extranjero, buscó desde el miércoles a los gremialistas molestos con Cahuana por la idea (con la que machacó lunes y martes) de que a los vendedores de las calles de Los Pozos se los trasladaría al nuevo mercado minorista La Ramada del distrito 10 y no al que se les garantizó por medio de la ordenanza municipal 067/2009. Estos comerciantes, a la cabeza de Rodolfo Ochoa, por su parte, anunciaron movilizaciones que cumplieron ayer, al punto de pedir la renuncia del edil gremialista.


Por la mañana no hubo poder que detenga la protesta del grupo de Ochoa, que cerró varios puestos de Los Pozos, tensionó las cosas entre comerciantes, y la marcha salió de ese mercado hacia el Concejo, mientras, en paralelo, desde las 8:00, la titular del legislativo de la ciudad, Cahuana y los secretarios de Percy Fernández, esperaban a los gremialistas molestos en la Secretaría de Parques y Jardines.


Cahuana, que lleva décadas de dirigente gremialista, que fue concejal más de una vez, que es titular de la Comisión de Mercados en el Concejo, luego de lanzar la idea y alborotar, ahora se desdijo porque recordó que la ordenanza 067/2009 está vigente y dispone la creación de los nuevos mercados Los Pozos y La Ramada, especifica los destinos de traslados y dice que deben darse al mismo tiempo.

El discurso de Sosa
“Los Pozos se traslada. (...) Había algún tema de que pensamos soluciones, quizás más factible. Hemos debatido con el concejal Jesús Cahuana, a quien respetamos en el Concejo. (…) (Pero) ¿Dónde vamos a trasladar el mercado Los Pozos? A la zona entre el sexto y séptimo anillo final Alemania”, dijo Sosa en rueda de prensa ayer, cerca del mediodía, luego del diálogo con dirigentes de cinco de las 12 asociaciones de gremialistas de Los Pozos.


Fernando Antelo, secretario municipal de Abastecimiento y Servicios, confirmó que el mercado La Ramada del distrito 10 sería ocupado por los comerciantes asentados en las calles del viejo centro La Ramada, unos 5.800, según Cahuana.


Luego, la presidenta del Concejo pasó al ataque: “Generar una marcha, agredir a un concejal. Al agredir a un concejal, agreden a esta presidenta (...). Tiene que activar el secretario (Fernando Antelo) las acciones penales de ley”. Para referirse a Ochoa y a su grupo, Sosa también dijo: “Pido, por favor, a esos malos dirigentes de federaciones, no de asociaciones, que están haciendo actos vandálicos, los llamo a la reflexión”.


Anoticiados de que en Parques y Jardines una parte de los dirigentes conversaba con Sosa, Ochoa mudó la protesta allá. Y al final, como si nada hubiera pasado, todos la ovacionaban. “La Ramada y Los Pozos se trasladarán al mismo tiempo”, dijo. “Ellos se trasladarán, hemos quedado, tras que se termine la infraestructura. Septiembre y octubre serán para el traslado. Y el mercado Abasto se trasladará entre agosto y septiembre”, concluyó la titular del legislativo

Thursday, March 9, 2017

Mantienen cerrados los puestos de venta del mercado Los Pozos


Los vendedores ambulantes del mercado Los pozos mantienen cerrados sus puestos de venta como protesta contra el concejal Jesús Cahuana, porque anunció el traslado a otro mercado que no había sido convenido con ellos. Esta medida no afecta a los que atienden dentro del mercado.

Los dirigentes han confirmado que han sido convocados a una reunión con las autoridades municipales, en las instalaciones de Parques y Jardines, a la que tienen previsto asistir, para buscar una salida.

Personal de la Dirección de Abastecimiento y Servicios llegó hasta el mercado a fin de persuadirlos para que abran sus puestos, pero ellos se han resistido argumentando que es una medida que fue asumida con anticipación. De todas maneras, señalan que pueden normalizar la atención en cualquier momento, de acuerdo con el resultado de la reunión.

Al respecto, la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, indicó que se respetarán las normas que fueron consensuadas con los comerciantes anteriormente, es decir que los ambulantes de La Ramada serán trasladados al mercado del distrito 10, en el octavo anillo; y Los Pozos, al distrito 7, donde se contempló.

Sosa adelantó que se prevé hacer los traslados en noviembre, después que se concluya la construcción del marcado mayorista. Se prevé que el proceso demande unos tres meses.